Rubén Sancho
  La Comunidad de los Brotes Verdes (Elena Salgado insiste en los indicios de final de la crisis)
 

Ya no llueve, sino que se riegan los cultivos, ya no hace calor, sino que se incrementan los ingresos de las empresas turísticas, ya no hay obras, sino que se genera empleo, ya no hay déficit público, sino que se invierte en busca del bien común.

La Comunidad de los Brotes Verdes ha llegado a nuestras vidas para hacernos ver todo lo bueno que nos está sucediendo y ofrecernos una nueva perspectiva, desconocida hasta ahora, que nos permita ver el lado bueno de las cosas, porque con optimismo la crisis se lleva mejor.

El discurso oficial de todos los gobiernos mundiales es que lo peor de la crisis ya ha pasado y que se comienzan a vislumbrar índices de recuperación y, creíble, o no, nuestro gobierno ha adoptado esta posición con la retórica que le caracteriza constituyendo, para su mayor gloria, la Comunidad de los Brotes Verdes.

A la cabeza Elena Salgado, Ministra de Economía, gestora implacable, que se ha marcado como principal objetivo ministerial el generar el estado de confianza entre los ciudadanos que comience a fortalecer los cimientos de la recuperación económica.

Esta voluntad es bienvenida porque la confianza, el saber a que atenerse, el predecir lo que pueda pasar mañana, son conceptos esenciales para recuperar la actividad comercial e industrial.

Ahora bien, de nada sirve promulgar la confianza para luego dinamitarla con bandazos económicos carentes de cualquier tipo de planificación, como está haciendo el gobierno. Porque nadie pide planes quinquenales, pero sí un modelo económico que rija las decisiones.

La Comunidad de los Brotes Verdes augura la salida de la crisis, veremos si no es la propia Comunidad quien echa abajo todo el esfuerzo.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=